miércoles, 17 de noviembre de 2010

ignorantes

No se si poner algo, que me siento tan ignorante de tantas cosas...me han dicho que mejor me calle.
Mire, y en eso estoy de acuerdo. ¡La de gente que no es especialista que debería callarse! Por ejemplo los ministros que llegaron a una cartera sin tener ni idea, o los directores generales que ascendieron por méritos partidistas.
Amordazar la opinión, la pública y la ajena, es un rasgo de quien se siente superior, de los que dictan las conductas de los otros, de las dictaduras del pensamiento único. Pero es a lo que vamos. Y quien lleve el paso cambiado que se ande con cuidado.
¡Aviados vamos con estos personajes.¡Qué se vayan ya, hombre, que se vayan!

1 comentario:

Morano dijo...

Amigo, el que calla, no otorga ..., simplemente, no dice nada. Hay que tener cuidado, el que mucho dice, mucho hierra, y somos prisioneros de nuestras palabras (si somos coherentes),¿podemos callar con las injusticias y los abusos?, no deberíamos; pero tenemos que estar preparados para soportar lo que se nos avecina cuando levantamos la mano y decimos ... pido la palabra.