viernes, 14 de diciembre de 2007


1 comentario:

Anónimo dijo...

Pues nada, un año más celebrando la encarnación, eso que nos cuesta tanto y que paradógicamente es lo que nos impulsa y nos lanza a vivir en esta aventura que hemos elegido.
un beso jesusa