miércoles, 10 de marzo de 2010

Hoy puede ser un gran día

La gente que empieza el día con la esperanza de ver cumplido sus pequeños deseos, se enfrenta a su hoy con la novedad de un nacimiento.
El sol inaugura un paisaje, pintando de nuevo cada rincón.
Los árboles se desperezan del hielo de la noche, y sus cortezas lloran al paso de la luz.
Las montañas descubren el valle preñado de promesas en flor.
Las gentes despiertan con el gozo inconsciente de haber vencido la nada y el sueño.
Se abren las alas del alma y aprendemos a caminar entre incertidumbres y sueños cada vez que pisamos la acera de la vida.
Respiro, y sé que hoy puede ser un gran día porque no hay más que una realidad por escribir, y un destino por torcer.

2 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Rafael B. dijo...

Vas a tener que activar el "captcha" contra el spam en los comentarios, no hay quien se libre de esos pesados.
Bueno, dos cosas:
-Se nota que llevamos un día o dos de sol y, después de tanta lluvia, el cuerpo y la mente lo agradecen. Además seguro que todo lo que te rodea está espléndido y esperando esplender aún más.
-La segunda es que después de aquel anuncio de compresas, la frase "hoy puede ser un gran día", está, digamos, un poco estropeada...
Un saludo, que disfrutes del sol y de la naturaleza.