lunes, 24 de marzo de 2008

Lunes de Pascua

Hoy no es el primer día de la semana. Por lo menos para los cristianos. La noche de la Pascua se cerró con el alba del nuevo día. Y ese nuevo día es el primero, el que hace las cosas nuevas, el primer día de la segunda creación. Y lo inauguramos cada año con la esperanza de ser cocreadores de la nueva humanidad, del nuevo tiempo.
Hay tarea, como siempre. Un mundo por reconstruir, por rehacer, por devolverle aquel esplendor primigenio con el que salió de las manos del Padre. En la naturaleza, tan necesaria de cuidar, y en la humanidad también.
La resurrección de Jesús significa muchas cosas, sobre todo que Dios Padre-corazón-de-madre quiere poder decir al orbe entero que todo tiende hacia Él. Y que el ser más logrado de la creación está en el umbral de la nueva realidad por medio de Jesús. Una maravilla, sin más.
Feliz Resurrección.

No hay comentarios: